viernes, 2 de enero de 2015

CARTA A LA MAESTRA DE MI HIJO

Hace un tiempo que le estoy dando vueltas a la escolarización de mi hijo.

La verdad es que creí que este momento no llegaría (tan pronto al menos), que algo sucedería antes, que encontraría la alternativa. ..pero veo que quedan pocos meses y voy perdiendo la ilusión y la esperanza de poder hacerme cargo de su crianza y educación unos años más como deseaba...no desisto, no. Pero me temo que debo contemplar seriamente la posibilidad de llevarlo al cole.

A la escuela "ordinaria": sin el apellido de libre, alternativa o , mi favorita,  RESPETUOSA. 

Porque, además de tener que dejar a mi niño varias horas al día, no voy a poder elegir el sitio al que quiero llevarlo.

En primer lugar porque ese sitio de ensueño aún no existe (aquí al menos ) y, en segundo lugar, porque lo más parecido que hemos encontrado. ..está fuera de "mi zona" y no tengo acceso.


Cojonudo.

Por esto, porque tengo que hacer algo que no es lo que deseaba pero quiero llevarlo de la mejor manera posible, quiero que mi hijo esté lo mejor posible. .. te escribo esta carta, maestra.

Querida maestra...o maestro, aún no nos conocemos:

Sé que tienes 25 alumnos de 3 años o menos.

Sé que no es fácil llegar a todos.

Sé que tienes poca (o ninguna ayuda).

Lo sé porque trabajo en una escuela.

Lo sé porque, como mamá, me interesa la situación de la educación.

Sé que mi niño, mi tesoro,  mi vida...para ti es un alumno más. ..y no quiero privilegios para él.  


No quiero que le trates diferente, que le des más besos, ni le más responsabilidades o facilidades que  a los otros... quiero que tanto él como el resto de niños que pasen por tus manos sean atendidos con afecto, sean tratados cada uno como necesita,porque cada niño es único. .. quiero que se les respete. A todos.


Quiero que si llora le preguntes por qué y no le digas que ya es mayor para eso. Yo soy mayor y también lloro.

Piensa que nunca se ha separado de nosotros...piensa cómo te sientes tú cuando estás sola en un lugar extraño con gente que no conoces y te exigen y exigen cosas que desconoces...tienes miedo, estás inquieta...ellos también.


Quiero que pueda jugar.  No está haciendo el tonto: está  aprendiendo. Observa...es apasionante!

Quiero que sepas que va a faltar.  Sí.  Siempre que papá o mamá  puedan no ir al trabajo él no irá al cole. Estará con sus padres. Y no somos malos padres.  No estamos desestabilizando su vida ni estropeando la rutina.  Estamos siendo consecuentes con nuestra manera de vivir. Estamos encargándonos de nuestro hijo. No pasa nada. No va a dejar de optar al Nobel de química por eso. Es más. ..no me importa que nunca gane uno.

Quiero que, si se hace pis o caca, porque es un niño de 3 años! (y ninguna Ley orgánica ni decreto posible pueden obligar a que un niño controle esfínteres antes de que su naturaleza así lo posibilite) le ayudes a cambiarse. Sin reprimendas, sin humillaciones...no le dejes sucio hasta que sus padres puedan ir a cambiarle. Si tú tienes una gastroenteritis y te ensucias, si te haces pis de la risa no querrás que los demás te señalen, se rían, te llamen puerca, bebé y te dejen ahí. .. mi hijo aún no domina esta capacidad, no es tonto ni vago. Si le ayudas seguro que lo logrará antes que si le ridiculizas.

Y no, tampoco su madre es una vaga que quiere que el pañal se lo saque otra porque da trabajo. Su madre respeta su ritmo. Su madre daría todo por seguir encargándose de su pañal y de todo, no me hagas sentir peor.


Quiero que si se equivoca, si sobrepasa un límite  lógico  (si daña a un compañero, si te daña a ti...) y tiene que comprender la consecuencia se lo expliques. Con calma, él te escucha, te comprende. No le sientes a pensar en una esquina sólo. .. sentirá que pensar es malo, porque le estás castigando con ello. No le dejes sólo pues no está aprendiendo nada así. Por favor, ten paciencia. Lo entenderá todo, sólo  hay que saber esperar... ya sabes el dicho: quiéreme cuando menos lo merezca pues será cuando más lo necesite. 


Tal vez algo le esté afectando...la llegada de un hermanito, una mudanza, tal vez se esté poniendo malito...no le grites.  Por favor. Yo lucho cada día para no hacerlo.


Querida maestra...querido maestro...sólo pido RESPETO.

Pido que me ayudes a que mi hijo, y todos sus compañeros sean niños felices.

Pido que mi opinión cuente.

Porque yo soy la madre de ese niño,  yo le conozco y yo he decidido criarle así.  Tengo derechos a los que no voy a renunciar, y cómo va a ser tratado mi hijo es uno de ellos.

Pido que el crecimiento personal pese sobre la formación.

Sé que son 25 niños...sé que no tienes ayuda...sé no es una profesión fácil. .. pero sé que es apasionante ...sé que tienes la fortuna de cuidar, de acompañar y de aprender de 25 niños cada año... de reir y llorar con ellos. ..lo sé porque soy maestra también.

Sobre todo sé que quienes no tienen ninguna culpa de falta de medios y del exceso de ratio son los niños. ¿Por qué deben pagar ellos las consecuencias?

Sé que querer es poder. Que si quieres puedes hacer las cosas de otra manera... y sé  que puedes porque ahora tienes ayuda.  Yo te ayudo, si tú me lo permites.

Te voy a confiar a mi niño, a mi tesoro, a mi vida... por favor...RESPETALO. 
Nosotros te respetaremos  a ti, colaboraremos contigo.


Nos vemos en septiembre. ..posiblemente. ..

La mamá de Tiago (y de cualquier niño de casi 3 años)

17 comentarios:

  1. Querida mamá, querida maestra:
    Tu carta es más que interesante. No soy mamá, pero si maestra. Tengo la maravillosa oportunidad de acompañar a mis alumnos en todos los momentos que reflejas y me siento tranquila y en paz porque considero que, independientemente de sus edad cronológica, desde el minuto de 0 para mi son mis iguales, me merecen todo el respeto del mundo al igual que yo lo merezco, ellos descubren un universo para mi y yo intento abrirles los ojos al mundo que les rodea. Es fundamental que exista la empatía de la que hablas para acercarnos con bondad y ternura a cada uno de ellos, integrando en la vida del aula quienes son ellos, es decir, sus familias, porque vosotras sois la base de estas personitas, a pesar de que en ocasiones el diálogo sea difícil porque cada uno tiene un bagaje en esta vida, pero por el bien de cada uno de ellos hay que ponerse de acuerdo.
    Soy consciente de que en todas las profesiones hay gente de todo tipo y en la docencia algunos de los mezquinos he conocido aunque también se que en esta profesión los principios y valores son fundamentales y por suerte he tenido la oportunidad de coincidir con gente íntegra que trabaja codo con codo con sus alumnos, a pesar de todo y todos.
    Al menos de momento, este sistema educativo, caduco, descontextualizado y vacío de emociones, no invita a ponernos las cosas fáciles, ni a los alumnos, ni a los docentes ni a las familias. Por ello te invito, querida mamá, querida maestra a que te movilices y luches por lo que consideras justo. No te resignes y cuando te digan que tu pequeño no va a tener apoyo en el aula, o que no hay recursos, y todo el largo etc que ya conocemos, te levantes de la silla y registres tus quejas en dirección, en la consejería y donde haga falta. Las cosas por si solas no van a cambiar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sandra :
      Por tus palabras, por la labor que realizas, por tu esfuerzo y dedicación.

      Ojalá cada dia existan más Sandras.

      Gracias

      Eliminar
  2. Ve de la Iglesia y Sandra gracias por expresar las dos perspectivas para mi es mi voz la que habla al leeros, ojalá fuéramos mas en los dos bandos 😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María. ..somos muchas pero estamos dispersas!!!
      Lo importante es lograr el objetivo de hacer de nuestros niños felices adultos respetuosos.
      Besos

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sole,has eliminado el mensaje y no sé el motivo. Pero lo he leido y, aunque agradezco la aclaración, me resulta incoherente que, en una etapa no obligatoria haya absentismo...en una escuela infantil también hay normas y si uno falta reiteradamente sin causa justificada puede ser expulsado. Pero en la praxis (al menos en el terreno que en el que me desenvuelvo)nunca se ha llegado a ese punto.

      Un saludo

      Eliminar
    2. No es cierto que se pueda expulsar a un niño por absentismo. Ni en etapas obligatorias ni en las no obligatorias

      Eliminar
  4. Mi hijo tiene 3 años, cumplidos el pasado noviembre y comenzó en septiembre el cole, vivo en Barcelona.
    Podría haber escrito el año pasado lo mismo que has escrito tu ahora, mi niño sería de los mas pequeños de la clase, no habla catalán, nunca se había separado de nosotros, lo hemos educado con libertad, total paciencia y tolerancia, incluso estuvimos a punto de no escolarizarlo, te cuento lo que hicimos:
    Decidimos no ir a ninguna de las "puertas abiertas" que organizaron los coles que podíamos elegir (8 en total 6 públicos y 2 concertados), fuimos a todos por la tarde después del horario de clases y llevábamos al niño, en todos nos dieron un folio con la explicación de como funcionaban las cosas, pero en 1, nos atendió un chico muy joven (después supimos que era el secretario) que cogió a nuestro niño de la mano y le dijo, Quieres venir conmigo a imprimir para papá y mamá un folio donde explica como trabajamos en este cole? Mi hijo feliz dijo que SI, y se fueron los dos a la impresora que estaba al final de un pasillo, tres minutos después regresaban, el niño mas feliz que como entró, queriendo meterse en todas las aulas y jugar con todo, el chico no le dijo que NO ni una sola vez y lo despidió diciendo: si a tus papis les gusta este cole tanto como a ti, seguro volverás a pronto...DECIDIDO EL COLE.
    En septiembre el niño no se adaptaba, quería que lo lleváramos en brazos hasta la puerta de la clase, lloraba, no quería desayunar, en fin, lo dejaba ahí yo con el corazón roto, pero a las 12.30 lo recogíamos feliz (solo va en las mañanas). Enseguida aprendió el nombre de su profesora, una mujer adorable, sonriente, cariñosa con los niños, habla muy bajo, para hablar con ellos se pone a su altura y les mira a los ojos, es ella quien les da los buenos días y los despide cada día y así muchos pequeños detalles que la hacen para mi, perfecta. Solo una semana duró la adaptación.
    Mi niño le pega a sus compañeros porque no le gusta compartir, a veces contesta mal, le cuesta quedarse más de 5 min sentado y es un poco desordenado, todo eso ha ido mejorando considerablemente. Nos tocó la reunión individual con la profesora a finales de octubre y ella nos comentó todos esas cosas y otras y nos dijo: hay momentos en que debo sentarlo en una silla lejos de sus compañeros porque no escucha lo que le digo y necesito apartarlo para que se relaje y piense…(lo pone a pensar) yo no me enfadé ni un segundo, mi instinto maternal no se disparó, me sentía en total armonía en aquella conversación, por ultimo, después de enseñarnos los trabajos del niño etc, nos da unas tarjetas con la foto de cada niño de la clase y nos dice: les pido que me ayuden, necesito que aprenda los nombres de cada uno de sus compañeros, que los identifique, porque logrando eso, el socializar le costará menos (foto de ella y la cuidadora incluidas en el paquete) Hoy ya mi niño los conoce a todos, aunque aun no tiene un compañero preferido.
    Con todo este cuento la moraleja ha sido, LAS COSAS LAS HACEN MARAVILLOSAS LOS SERES HUMANOS, cuando la calidad humana es gigante, todo a su alrededor florece.
    El cole de mi niño es público, de bajísimo presupuesto, la edad promedio de los profes no pasará de 35 años, creo que la directora es la que tendrá 50 y hay niños de todas las culturas y colores…..yo si hubiera escrito tu carta, hace unos meses ya la hubiera roto..:-)))

    Saludos. Vilma

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu testimonio Vilma.
      Estamos en el camino. .. un abrazo fuerte

      Eliminar
  5. Me encanto, seria genial que asi fuera, lamentablemente no siempre se da y me encontrado con gente que piensa que ponerlos a pensar no es un castigo, o que chantajearlos no es irrespetarlos, pero por suerte no son todos y no es en todos lados. En nuestro caso no tuvimos suerte con la escuela común, así que para el año entrante optamos por una con pedagogia alternativa (aunque no me queda nada comoda, esta a 20Km) pero realmente creo que ahi mi hija (tiene 4 años) va a estar contenta, y que sus tiempos y sus intereses van a ser respetados.
    La mejor de las suertes en la nueva etapa, y excelente la carta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enhorabuena shirley por vuestra decisión.

      Un abrazo

      Eliminar
  6. No soy mama pero soy profesora de educación infantil. Se que es difícil muy difícil nuestro trabajo, porque cada vez nos lo ponen peor. Pero creo que todo lo que has puesto debe ser nuestra obligación. UY personalmente no me gustaría que una mama me viniera con esa carta porque no me hace falta. Porque no hago desde el primer día y hasta el día de hoy. Les doy todo mi cariño y les respeto con todas las letras. Además de enseñarle todo lo que pueda y mas no solo educación. Así que con todo mi respeto, creo que esta carta esta fuera de lugar, ya que yo me ofendería que alguien viniera a decirme como tengo que trabajar. Si acaso vieras algo que no te gustase por supuesto seria la primera que te escucharía pero antes de tiempo... Me dolería que pudieran dudar de mi. Lo siento pero es mi opinión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ve de la iglesia5 de enero de 2015, 5:50

      No lo sientas. Si tú sabes que no necesitas esa carta porque entiendes las necesidades afectivas y de respeto de los niños y familias con las q trabajas esq esa carta no es para ti... y qué afortunados quienes pasen por tus manos!

      Por desgracia no todos en ed. Infantil actuan igual y a ellos va mi reflexión.

      Un abrazo y ánimo con tu buena labor

      Eliminar
  7. simplemente genial! soy maestra, trato a los niños con amor, respeto y con toda la atención que posibilitan mis sentidos ( tengo la suerte de tener 12 niños solamente). Acabao mi jornada de 9 horas diarias, sin descanso ( es una escuela infantil muy chiquitina), agotada y necesitando silencio para mis oidos, pero con la gran satisfaccion de superar pequeños retos cada dia. de lograr sonrisas, emociones y de irme a casa llena de abrazos y besos.
    A mi no me ofende tu carta, pese a que ya actue de ese modo instintivamente. Es más, la veo necesaria. Hay gente en nuestra profesion que valdría más que se dedicasen a pelar patatas, quizás eso lo harían con más amor. Hay gente que tiene un ideal o modo de actuar más severo, más estricto o más "carca" porque así es como lo han hecho en sus 20, 30 o 40 años de profesion.
    Los tiempos cambian, la idea de que el niño deje la teta y el pañal cuando toca, me horroriza.Cada mañana, una mamá de mi escuela viene antes para poder quedarse un ratito con su niña y ver como esta y darle el pecho para que ella este mejor ( tiene dos años y medio) y me parece fantastico y precioso.
    Tu carta, también es necesaria para todos aquellos padres que desconfian de nosotras, que entorpecen nuestro trabajo y que dudan de nuestra capacidad de educar y a la vez de amar.
    En el cole no solo se enseñan materias, se enseñan valores, aprenden por si solos y descubren el mundo.
    Yo sueño con que todas estas mentes inquietas logremos luchar con un sistema educativo justo, centrado en los niños, sin libros ni deberes, con educacion emocional y con menos horas... para que los niños, puedan disfrutar de sus padres y los padres de como sus niños crecen. un saludo!!

    ResponderEliminar
  8. Hola.Mi niño está en primero.Tiene 6 años oero es el mas peque de la clase, nació en Diciembre. En Seotiembre pasado apenas sabia las vocales y contar hasta 10.Ha sido un cambio brutal para él, se ha esforzado mucho, todos estamos trabajando mucho.Sin embargo su profesora parece no verlo, nunca es suficiente, 2 horas de deberes cada dia es excesivo, no podemos pasar un rato juntos jugando, hablando...los deberes nos estan agotando a los 2.Ademas estoy detectando wue no tiene nada de afinidad con mi hijo, el otro dia por ejemplo le regaño por llegar 5 minutos tarde y le dijo que él que era hijo único era incomprensible que llegara tarde.Siempre está anotando en su libro cosas: es lentisimo, todos son mas rapidos etc...Por Dios, tiene 6 años recien cumplidos, un poco de paciencia no? Está consiguiendo que mi hijo aborrezca el cole.No sé que hacer

    ResponderEliminar
  9. Madre mía, se me daltan las lágrimas. Nosotros ya hemos pasado el mal trago del paso al cole de mayores. Ya escribiré algún pist sobre el tema porque tela.
    diariodeunamadreagotada.wordpress.com

    ResponderEliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Coméntame lo que quieras, sólo recuerda ser respetuos@